Demostración técnica flip cup y dirty pour

Demostración técnica flip cup y dirty pour

Resulta estimulante e hipnotizador, ver como cae la pintura lentamente, como se desliza desplazando las capas de color en un movimiento que es provocado por el ritmo de mis manos, un movimiento que no puede ser brusco, pero si decidido, equilibrando la caída por todos sus bordes, sin forzar el estiramiento, deslizándose suavemente de un lado a otro, pues esta mezcla es frágil y puede romperse en mil pedazos.

Por suerte al ser circular es mas fácil manejar lo.
Nunca sabes a ciencia cierta, cual sera el resultado final, depende de tu habilidad, de una buena preparación de ingredientes e incluso la temperatura ambiente puede influir.

Tienes un tiempo reducido para manipularlo antes de que se rompa o se distorsione, a veces te sale bien a la primera y otras le das un giro de efecto para mejorarlo, o puede que también, al minuto uno de dejarlo quieto, ya no me parezca tan perfecto y acabe siendo un maravilloso color grisáceo, que no descarto por que siempre se puede reutilizar para otro vertido como base, añadiendo un tinte al agua.


Según mi parecer si lo manipulas demasiado pierde esa frescura accidental y arbitraria que define esta espontanea técnica. Aunque aveces es irresistible no manipularlo, e incluso puede que gane al hacerlo, porque le estas dando tu punto de creatividad personal a una técnica que tiene mil vertientes y maneras de trabajar. Se lo que busco ahora y no todo me vale.